niños escuela.jpg
GIF EL ENCANTO.gif
gif mirador .gif

LOS NIÑOS MERECEN UN FUTURO SANO

Wagner Abril

NUESTROS NIÑOS MERECEN UN FUTURO QUE LES GARANTICE.jpg

OJO: La naturaleza es el origen de las múltiples formas de la vida, incluyendo la Humanidad que tiene a la Tierra como su hogar. Si queremos heredar a las generaciones venideras un mundo con naturaleza verde, aire limpio y agua dulce, con mariposas y coloridas aves, necesitamos un “modelo económico” que asegure equidad y justicia, con líderes que piensen con moralidad humana y ética social.

Round final: 28 de febrero pasado, 270 expertos en Ciencias del Clima de 195 países del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC), presentaron el último Informe con resultados de profundas investigaciones sobre las amenazas para la humanidad que las actividades del hombre están produciendo. El documento comprueba que EL CALENTAMIENTO GLOBAL ES AMENAZA CADA VEZ MÁS GRAVE PARA NUESTRO BIENESTAR Y LA SALUD DEL PLANETA… EN 20 AÑOS VENIDEROS, LA TIERRA AFRONTARÁ DIVERSOS PELIGROS INEVITABLES… ES URGENTE TOMAR MEDIDAS INMEDIATAS Y MÁS AMBICIOSAS PARA ENFRENTAR PELIGROS CLIMÁTICOS. YA NO MEDIAS TINTAS, dice el Presidente del IPCC, Hoesung Lee.

¿MARAVILLA ECUATORIANA DE LA CREACIÓN EN PELIGRO…?

Wagner Abril

1 MINERIA_Fotor.jpg

¡Fecha memorable! El Comercio dedicó tres páginas completas (incluyendo la portada) para informar sobre “RESISTENCIA ANTIMINERA EN EL CHOCÓ”. El 9 de febrero destacó la posición firme de pobladores de la Mancomunidad del Chocó Andino para impulsar una consulta popular que impida el aumento de concesiones mineras. Ubicada en el noroccidente de Pichincha, a poca distancia de Quito, es joya de la biodiversidad en el planeta. Sus múltiples características de paraíso verde merecieron de la UNESCO, en 2018, el reconocimiento de Zona de Reserva de Biosfera.

Las 286 mil hectáreas de territorio del Chocó Andino guardan 25 “hotspots” biológicos, 12 tipos de bosque, cuatro clasificaciones climáticas, áreas de importancia mundial para observación de aves, conservación y usos sostenibles. El corredor ecológico del oso andino, en riesgo de extinción, es maravilla de la zona.  Actividades productivas y de ecoturismo, que aprovisionan de agua para consumo, generación hidroeléctrica y producción de alimentos orgánicos y frutas exóticas, se ofrece al visitante.

Ecuador y pobladores del Chocó Andino conocen y viven los impactos de tramposas ofertas que se hacen en el mundo: El Acuerdo de París (COP21 2015) firmado por 196 países para reducir emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y limitar el calentamiento global a 1.5 C es irrespetado; el Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático reveló que hasta el 2021 la temperatura del planeta había subido a 1.2 C. En año 2020, la concentración de GEI alcanzó un nuevo record, 1.700 millones de personas están expuestas en el mundo a olas de calor y casi 13 millones son forzadas a desplazarse por sequías, tormentas e inundaciones. La “ayuda” de cien mil millones US/año ofrecida para la lucha de países pobres contra los problemas del calentamiento global, no se ha cumplido. Glasgow fue considerada “la última oportunidad para frenar el cambio climático”. PUEBLO y AUTORIDADES DEL CHOCÓ ANDINO TIENEN RAZONES Y ARGUMENTOS VÁLIDOS PARA OPONERSE A LA MINERÍA. PRIMERO, ¡EL SER HUMANO!

El Comercio y todos los periódicos del Ecuador, canales de TV y radios deben informar la realidad verdadera de problemas que sufre el país, a causa del calentamiento global. Este día, jueves 10.02, ganó otro punto con el reportaje sobre biodiversidad y riqueza del Yasuní. Gracias. Si así llueve…, que no escampe.

CHOCÓ ANDINO RECHAZA MINERÍA 

Rodrigo Rangles Lara

Una reacción de rechazo generalizado se produjo entre los habitantes del Chocó Andino, por las pretensiones de emprender proyectos mineros, en una zona de incomparable biodiversidad.


Los químicos que utilizan en el proceso de extracción y refinación contaminarán cuencas de ríos limpios y cristalinos, que sirven como reservas para la producción, el turismo y actividades vitales del ser humano.

 

La séptima reserva de la biosfera, declarada hace tres años por las Naciones Unidas, se encuentra en peligro, dijo Rodrigo Rangles, ex Presidente de la Cámara de Turismo del Chocó Andino.

UNA SENTENCIA HISTÓRICA

Rodrigo Rangles Lara

WhatsApp Image 2021-12-16 at 15.15.34.jpeg

La Corte Constitucional sorprendió al Ecuador y al mundo con una sentencia que bien merece el título de histórica porque, contrariamente a lo esperado, ratifica la vulneración de derechos de la naturaleza y salva de la depredación minera  al hermoso Bosque Protector Los Cedros.

Organismos internacionales como la británica Rainforest Concern o el actor y activista defensor de la naturaleza, Leonardo DiCaprio, se hicieron eco de la decisión jurídica considerando, este último: “una victoria histórica para la naturaleza en el Ecuador”.

El dictamen de la Corte Constitucional, determina, además, el derecho de los moradores a un ambiente sano, al agua y a la consulta ambiental para la fase de exploración, en los márgenes del Bosque Los Cedros, en Cotacachi, provincia de Imbabura.

Raiforest Concert aplaudió la sentencia que garantiza una calidad de vida a los pueblos indígenas que habitan en la zona, protege la rica biodiversidad y salvaguarda algunas especies amenazadas.

Como era de esperarse, la Cámara de Minería reaccionó disgustada, alegando “inseguridad jurídica”, porque la resolución revoca dos concesiones mineras que cubrían alrededor de 25 mil hectáreas del bosque protegido y establece un precedente importante para situaciones parecidas en otras latitudes del país, como la que se lleva a cabo en Pacto, en pleno Chocó Andino, séptima Reserva Mundial de la Biósfera.  

IMPERDIBLE: SAN MIGUEL CUENTA HISTORIAS DE LOS BANCOS

Wagner Abril

Bosque Húmedo de la Esperanza_1.jpg

En impenetrables selvas vírgenes de territorios entregados a próceres de la independencia, en 1822, comenzaron historias que son leyendas. Fue en región con misterios dejados dos mil años antes de Cristo, por hombres identificados como yumbos que corrieron por valles y montañas dejando ruinas arqueológicas. Un libro rico en anécdotas, serias fuentes bibliográficas y recuerdos atesorados en familia y propias vivencias, pinta historias grabadas en árboles elevados, llevan colores y energías de flora y fauna.

En 1927, a Ecuador llegó un grupo de ochenta colonos extranjeros: austríacos, checos, polacos y alemanes, huyendo de los horrores de la primera guerra mundial. Al buscar tierras adecuadas no pudieron pasar los infranqueables muros de espesos bosques de bambú conocido como chipo. Recorrieron distancias para bordearlos, circunvalando los densos matorrales.

El magnífico escenario fue el actual Chocó Andino (conocido anteriormente como Noroccidente de Pichincha), que comprende 286 mil hectáreas de quebrado terreno, saturado de bosques, abundante lluvia, ríos y cascadas con múltiple y abundante flora, fauna. La singular geografía tiene microclimas que permite una variada y rica producción agrícola.

AVE COLORIDA.jpg

“…en 1822 las tierras de noroccidente se reparten como pago por servicios de guerra a muchos actores que participaron en las batallas…”. Como propietarios de latifundios aparecen los nombres del General Antonio José de Sucre, Juan Pío Montúfar, Manuel de Ascázubi y otros. La imaginación se desborda con dramas humanos por la explotación a pueblos indígenas, sucesos políticos, resistencias de esclavos negros. Todas son “Historias no muy lejanas…” ocurridas en mitad de selvas impenetrables contadas por un colono auténtico, Patricio Espinel, autor de San Miguel de los Bancos, interesante libro de reciente circulación.

La pequeña-gran obra en apenas 156 páginas entrega historias forjadas con hachas y machetes, trabajo incansable de exhaustos colonos, oposición de curas mercedarios y jesuitas. Los colonos europeos arribaron al Ecuador con protección del entonces Presidente Isidro Ayora, se afincaron en la zona y ejercieron notable influencia. Otro hito marcó César Pompeyo Garzón, visionario hombre de negocios colombiano que llegó treinta años antes; adquirió paulatinamente grandes extensiones de la feraz tierra y formó numerosa familia.

LIBRO S_Fotor.jpg

Identificados como Colonia Ayora, los europeos recibieron orientación y ayuda de miembros de la familia Garzón para desbrozar terreno, abrir camino por fangales y resistir la dureza del clima. Con vigorosos trabajadores de Mindo que ayudaban, cortando árboles para tenderlos sobre el espeso barro, avanzaban con inaudita lentitud. Numerosos trozos de madera se clavaron en la tierra, como asientos que permitían momentos de reposo. Así, el sitio permaneció en el tiempo por la ventaja de contar con fuente de agua cercanas al río Caoni. El lugar quedó como “los bancos”, dando nombre a la actual población de San Miguel de los Bancos, a 90 minutos de la capital ecuatoriana. Más de 17 mil personas, amorosas de su terruño, con esmero y devoción, cuidan ahora su mágico patrimonio natural. Y mucho de su rica tradición está en el libro “San Miguel de los Bancos”.

El genial colombiano, Premio Nobel de Literatura 1982, “Gabo” Márquez, describió con maestría única las historias de seis generaciones de los Buendía en la inmortal Macondo, en Cien Años de Soledad. Un visitante del Chocó Andino, en Mindo, Pedro Vicente Maldonado, San Miguel de los Bancos o Puerto Quito, puede imaginar cuántas familias y generaciones cruzaron los caminos, bordearon bosques y dieron frescura a cuerpos y almas en las azules aguas de cascadas y ríos desde 1519, cuando el primer hombre en adentrarse en la manigua fue el sacerdote Fray Juan de Salas.

“NOSOTROS PEDIMOS QUE NOS AYUDEN”

Wagner Abril

“Han sacado la sangre negra de la tierra y contaminan el agua…” contó el joven indígena a la familia de colonos que ayudaba a él y a su anciano abuelo. Habían llegado sorpresivamente a una chacra en la que trabajaban un colono y dos nietos.

- Queja ingima chi’ga’a’qque fuiteja – había hablado el fatigado anciano, al salir de la frondosa selva ecuatoriana.

Selva Amazónica.jpg

Los colonos no entendieron al visitante; sorpresa mayor fue observar su ropaje. De porte alto, corona de plumas rojas, verdes y amarillas sobre su cabeza; nariz atravesada por larga pluma blanca y varios collares multicolores colgaban del cuello. Era hombre con penetrante mirada, descalzo y largo camisón blanco que llegaba a las rodillas; el recién llegado repitió con tono amable:

- Queja ingima chi’ga’a’qque fuiteja- repitió el indígena…

Don José, abuelo de los niños, esbozando una sonrisa, dijo ¿buen hombre, no entiendo pero le puedo ayudar..? Una pausa de silencio… otra voz juvenil respondió:

-Mi abuelo necesita descansar. Pueden darnos posada..?

Detrás de la figura del visitante salió una figura joven, de apariencia vigorosa, con vestimenta similar…

Don José miró con amabilidad a los recién llegados, entendió la solicitud de sus visitantes y les invitó a pasar. Pidió a su esposa que les diera alimento.

COFAN-5-1024x576.jpg

“Picori” el más joven, contó a sus nuevos amigos que su nombre significa “loro pequeño” y que su abuelo habla en a’ingae, su lengua nativa. Poco a poco va respondiendo las inquietudes de la familia.  

-Vivimos en medio de la selva. Somos del pueblo cofán. Hace mucho tiempo vivíamos a orillas del río Aguarico hasta un lugar que se conoce como Lagartococha. Pero cuando los hombres llegaron con máquinas que cortan árboles y sangran la tierra, ya nada es igual, cuenta Picori con tristeza. Lentamente prosigue:

-Antes teníamos aire puro, agua limpia en donde el caropi’ta, que es un pez grande; el cugupa’cho que es uno pequeño, y el daro, que es como llamamos a la piraña, llenaban los ríos. Antes el silbido de los vientos era la forma de contacto con las personas y el canto de las aves nos daba alegría. Ahora eso se está acabando… como nosotros los cofanes, que ahora quedamos muy pocos.

-¿y qué pasó? preguntó uno de los niños?

-ESO QUE LLAMAN PROGRESO LLEGÓ HASTA NUESTRAS TIERRAS. AHORA TODO SE ESTÁ MURIENDO. YA NO PODEMOS CAZAR COMO ANTES la ccovi o danta, la cu’ño o guatusa, el shan’cco o venado. Ellos se han ido y cada vez cazamos menos. Los hombres llegaron con sus grandes máquinas -prosigue Picori- y han sacado la sangre negra de la tierra y eso contaminó el agua que tomábamos para calmar la sed. La bulla ha hecho que el coancoan se espante y se vaya…

- ¿Qué es ese coancoan…? balbuceó un niño

-El Coancoan es un cofán que vive bajo la tierra, pero allá abajo es como aquí arriba. Hay árboles, ríos con muchos peces y con los animales que aquí cazamos. El coancoan es el dueño de todo lo que hay en la selva… El coancoan trabaja un año entero y descansa otro… prosiguió Picori.

Un corto diálogo prosigue entre los dueños de casa y el joven visitante que describe con ojos brillantes las maravillas de la selva que están desapareciendo. Al despedirse, tomado de la mano de su abuelo, con mirada suplicante pide a la familia que les dio ayuda.

-…hagan saber a su gente lo que pasa. A lo mejor esto se puede contener y los cofanes, sus pájaros, sus árboles y sus animales no desaparecerán. A lo mejor todavía no es muy tarde… y con su abuelo caminaron hacia la selva…

Uno de los niños de la casa preguntó exaltado –Picori, Picori…, ¿qué fue lo que dijo tu abuelo cuando llegaron…,

Mientras se alejaba, Picori volteó la cabeza y con voz lánguida dijo -Queja ingima chi’ga’a’ qque fuiteja… “nosotros les pedimos que nos ayuden”

Un par de minutos después los indígenas se perdieron en la espesura.

Adaptación de “Se entristecerá la selva”, linda historia de Galo Silva, incluida en CUENTOS PARA SOÑAR UN PAÍS, obra publicada por Plan Nacional de Lectura en noviembre 2017. Con ilustraciones de Ricardo Novillo, el breve cuento describe el inhumano drama que viven los pueblos indígenas de la zona amazónica del Ecuador, por destrucción de su hábitat. Esta región de selva ha sido ocupada por indígenas orientales durante miles de años. Ahora están amenazados por la espada del “progreso”.

EL ECOCIDIO PUEDE SER EL MAYOR CRIMEN UNIVERSAL

Wagner Abril

Ecoeconomía, Buen Vivir, Sumak Kawsay y Sumak Kamaña son conceptos que irán ampliando su radio de acción en el transcurso del tiempo. Es inevitable. Los derechos de la naturaleza, sustento de la vida humana, son irrespetados más que antes por un mundo que busca recuperar sus antiguos ritmos de desarrollo. Los países viven un dilema, sin solución hasta hora: ¿progreso poniendo en riesgo a la humanidad?  

Anuncios, predicciones y cálculos científicos anticipan escenarios altamente peligrosos si no se frena el aumento de la temperatura en el planeta, hasta un máximo de 1.5 C. El tiempo se acaba para que todas las naciones adopten acciones serias que impidan los fenómenos climáticos extremos por la destrucción de la naturaleza.

ECOCIDIO CARICATURA.jpeg

Así, el grave problema ha llegando a situaciones límites. Apenas 200 palabras definirán el más grande crimen que jamás se haya cometido en contra de la humanidad toda: ECOCIDIO.

Una definición acordada en consenso por un panel de doce abogados especialistas en delitos ambientales de varios países, presentará en diciembre próximo la solicitud para que la Corte Penal Internacional (CPI) lo incorpore como quinto delito universal, después del genocidio, los de lesa humanidad, de guerra, y de agresión.

En el grupo de abogados participa el ecuatoriano Pablo Fajardo, reconocido por su valiente defensa de poblaciones indígenas en la región oriental, afectados gravemente por las invasiones de empresas petroleras.

ECOCIDIO: Cualquier acto ilícito o arbitrario perpetrado a sabiendas de que existen grandes posibilidades de causar daños graves, extensos o duraderos, al medio ambiente.

DESTRUCCIÓN BOSQUE AMAZONIA.jpg

La iniciativa nació de parlamentarios suecos, luego apoyada por Francia, Bélgica, Islas Maldivas y el respaldo entusiasta del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres. Jair Bolsonaro,  actual Presidente del Brasil, tiene el dudoso honor de ser el primer Mandatario en ser acusado por los pueblos amazónicos de su país de este nuevo y grave delito universal: ECOCIDIO.

El MAYOR BIEN COMÚN DE LA HUMANIDAD, LA NATURALEZA Y SU BIODIVERSIDAD, SON ELEMENTOS QUE SE RESPETAN MÁS CADA DÍA EN EL CHOCÓ ANDINO ECUATORIANO.

DESAFÍO URGENTE: SALVAR EL PLANETA

Wagner Abril

“La historia ha llamado a tu puerta, ¿Has atendido a la llamada?” fue pregunta sugerida a la notable y valiente periodista Naomi Klein, para que formule al entonces recién elegido dirigente opositor Alexis Tsipras durante entrevista sobre la grave crisis económica de Grecia, a comienzos de década 2010.

La COP26 se realizó en Glasgow (Escocia-2a semana de noviembre) para examinar los problemas del cambio climático y puesta en práctica de Acuerdos del Convenio de Paris (2015), con resultados desalentadores: solo “bla bla bla” expreso la activista Greta Thumberg. Varios expertos también criticaron al foro. Esta misma pregunta se hace a Guillermo Lasso, Mandatario del Ecuador, que impulsa alianzas público-privados para desarrollar grandes proyectos en sectores estratégicos. En el foro mundial, Lasso presentó la extensión del área marítima de Galápagos en 30 mil kmts.2 para “cuidar las riquezas marinas”, dijo.

greta.jpg

El calentamiento global, tema de creciente actualidad, ha puesto al mundo en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos). En el País Equinoccial del Sol Recto, por lo pronto, el pueblo está siendo “entubado” con anuncios de grandes inversiones extranjeras negociadas en el evento “ECUADOR Open for business 2021”. Con decenas de miles de millones de dólares buscan explotar las riquezas de sectores claves: minas, hidrocarburos, telecomunicaciones y electricidad. Las autoridades esperan que llegue el esperado progreso al amparo del cuestionado “desarrollo sostenible”.

Alejados del pensamiento oficial, el sector indígena agrupado en la poderosa CONAIE y líderes de la amazonia cuestionan severamente las políticas seguidas por el Gobierno del banquero. Helena Gualinga, juvenil integrante de la comunidad Kichwa (Sarayacu, provincia de Pastaza), expresó desencanto con la actuación del Mandatario ecuatoriano en Glasgow. Fue salida fácil para quedar bien con todos, pero la agenda del gobierno es extractivista, sentenció.

H.GUALINGA.jpg

Nemonte Menquimo, joven de espíritu guerrero del pueblo Waorani, provincia de Sucumbíos, reconocida como “Una de las 100 Mujeres más Influyentes del Mundo”, ganó una demanda contra el estado por violación de sus derechos a la autodeterminación y consulta previa. Bajo su liderazgo, la comunidad paralizó una licitación petrolera que hubiese destruido un millón de hectáreas del territorio indígena.

descarga.jpg

En el Chocó Andino ecuatoriano miramos con alegría el verde horizonte que todavía conserva pequeños espacios de bosques naturales y son reservorios de biodiversidad única. Aquí se mantiene latente la necesidad emergente de recuperar los bosques y aumentar los espacios naturales. Un Informe del PNUMA señaló que hasta el 2030, el planeta deberá restaurar por lo menos MIL MILLONES DE HECTÁREAS DE TIERRA PARA EVITAR LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD Y EL COLAPSO DE LOS ECOSISTEMAS PLANETARIOS. El Informe reveló que la degradación afecta al 40% de población del globo, 3.200 millones de personas.

ENCANTO M.BUENA.jpg

Otro grupo de expertos de la ONU puso en circulación el Manifiesto para un Océano Limpio que pide “detener la creciente industrialización de los océanos” y eliminar el aumento de los desechos marinos en lapso de nueve años. Sobre el tema, Antonio Guterres, Secretario General de la ONU recordó que…”si no se actúa ahora, para 2050 habrá más plásticos que peces en nuestros mares”.

Con mirada puesta en las maravillas vivientes de su tesoro natural, todos trabajan para protegerlo y aumentarlo. Es forma de defender al mundo y responder a los llamados de la historia. Queremos compartirla con el mundo, afirman con orgullo.

ECO-ECONOMÍA y “SUMAK KAWSAY” FUTURO

Wagner Abril

Aquí, la poesía de la música es todavía una bella realidad.

Hubo una vez un campo besado por el sol,

hubo valles por donde los ríos podían correr.

Hubo una vez cielos azules con nubes blancas arriba,

Una vez formaban parte de un amor eterno…

 

Decían los versos de una canción que en los años sesenta, acompañaban sueños y anhelos de románticos enamorados. Greenfields describió mágicos escenarios naturales de Estados Unidos y del mundo, que entonces abría las puertas a viajes, exploraciones científicas y al turismo masivo. La canción fue cantada por The Four Brothers, ¿la recuerdan? Un mundo con selvas exuberantes, mares de azules aguas ribeteados por playas de blanca arena. ¡Sí…! cielos transparentes con nubes blancas se podían observar en cualquier parte del planeta.

WALDEN y Choco_Fotor_Fotor.jpg

Medio siglo después, todas las maravillas de la creación han sufrido destrucción. El ser humano cree haber llegado a niveles de desarrollo y progreso, negándose a aceptar la equivocación del camino seguido por su economía. Los campos verdes de sesenta años atrás no existen; apenas quedaron como evocación musical.

En coro, personas con poder enorme del mundo han hablado en los últimos diez años de la responsabilidad que tenemos, todos, como “Custodios de la Casa Común”. Presidentes y personajes de farándula, sacerdotes, importantes empresarios y activistas sociales, dirigentes de organizaciones corporativas, reconocidas ONGs, institutos de investigación científica y especialistas de asuntos ambientales, valientes jefes de comunidades indígenas, y el Papa Francisco han clamado en defensa del “…planeta herido de muerte por la codicia humana”.

Barack Obama dijo en 2015: “En la actualidad, no hay mayor amenaza para nuestro planeta que el cambio climático”; Sebastián Piñera, Mandatario chileno puntualizó: “La ciencia ha hablado fuerte y claro: tenemos un gravísimo problema de cambio climático y de calentamiento global” (2019); Sting y Leonardo di Caprio; Klaus Schwaf, fundador del archimillonario Foro Económico Mundial) han criticado abiertamente al neoliberalismo vigente y sus múltiples efectos perniciosos. El Papa Francisco, en varias reuniones con diplomáticos, jóvenes y pueblos, ha condenado la “economía salvaje” que destruye a la hermana tierra.

En cambio, ejemplares muestras de voluntad ofrecieron Greta Thumberg y Rigoberta Menchú, Nobel de la Paz, con atinados conceptos y duras críticas en foros globales y callejeros -inclusive en la ONU- por la pasividad de políticos y responsables del manejo gubernamental. En Ecuador, el liderazgo firme de dirigentes campesinos ha frenado las invasiones de empresas mineras a territorios ocupados por pueblos no contactados.

MINDO AVES OBSERVACION_Fotor.jpg

Grandes grupos de población en el mundo sufre inusuales y frecuentes alteraciones climáticas: sequías, inundaciones, terremotos y erupciones volcánicas, mortandad de peces, desaparición de especies animales, etc, etc. La destrucción de ecosistemas en la amazonia, deshielos polares, afectación de barreras de corales, calentamiento de corrientes oceánicas, destrucción de bosques, desperdicio enorme de alimentos en el mundo ha generado injusticias y desigualdades planetarias enormes.

La llamada “sociedad de la decepción” de Lipovetzky con poblaciones enteras del “descarte” (Encíclica Papal Laudato Si – 2015) que tienen desnutrición y pasan hambre no se detiene con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por las Naciones Unidas.

En la tierra del sol recto, donde el paralelo 0 divide/une a dos mitades del planeta, con geografía espléndida que ofrece nevados de hielos eternos y caminos que descienden a valles de fertilidad inaudita, Ecuador, hay regiones privilegiadas con microclimas, frondosos bosques y pueblos escondidos entre árboles o palmeras de sus playas. Con pueblos que en la región oriental fueron los primeros (cinco mil años atrás) en utilizar el cacao -materia prima del chocolate delicioso-, Ecuador ha logrado conservar en siete Zonas de Reserva de Biosfera, calificadas por UNESCO, la múltiple biodiversidad que todos recomiendan cuidar.

El Chocó Andino es todavía joya valorada por su invalorable riqueza de flora, fauna, paisajes, gastronomía y rica cultura de pueblos yumbos. A este paraíso de infinitos horizontes verdes, acuden visitantes del mundo para gozar de milagros naturales. Aquí, en el Chocó Andino, se anticipa el futuro con ambiente de paz y amistad. Sin lujos ni desperdicios, es una vida próxima al Buen Vivir de poblaciones ancestrales. Porque la pacha mama (gaia) que provee alimento diario, tiene vida.

Mi invitación para tener fascinantes encuentros con el misterio que despierta la “respiración de la montaña” (inefable sonido que producen millones de árboles que lentamente se mueven con el viento), en largas caminatas necesarias para saturar los pulmones de aire puro. Al final, en el merecido descanso, gozar de sabores desconocidos con frías bebidas de exóticas frutas (¿conoce la Jackfruit?) o sorber lentamente tazas de aromático café, mientras termina el día con la mirada perdida en crepúsculos de anaranjados colores.

Todo…, con satisfacción íntima de haber tenido realmente un día de vida.